Bienestar Ocupacional S.C.A.R.E.

Se proporciona contenido relacionado con el bienestar y los riesgos laborales del anestesiologo.

Burnout en Anestesiología

Articulo publicado en la Revista Brasileña de Anestesiologia, que habla sobre las causas, implicaciones, manejo y prevención del Síndrome de Burnout.

Continuar leyendo
  397 Hits
  0 Comentarios
397 Hits
0 Comentarios

Burnout in Anesthesia and UCI

Causas, Implicaciones, Manejo del Burnout  

Continuar leyendo
  344 Hits
  0 Comentarios
344 Hits
0 Comentarios

Síndrome de Burnout Implicaciones

BURNOUT EN ANESTESIOLOGÍA

¿Cuáles son sus implicaciones?

 Juan Carlos Bocanegra Rivera

Anestesiólogo- Especialista en Gerencia de Servicios de Salud

Coordinador Comité Salud Ocupacional y Bienestar S.C.A.R.E

¿Siente que tiene una agenda saturada, con horas interminables de trabajo y con la sensación de no tener tiempo para hacer todo lo que necesita?

¿Se siente agotado, cansado o con desaliento?

¿Es usted perfeccionista, adicto al trabajo?

¿Toma menos de dos semanas de vacaciones al año?

¿Siente que su tiempo de descanso es insuficiente para reestablecerse del estrés?

¿Se ha vuelto negativo, cínico, o está teniendo problemas para conectarse con los pacientes y constantemente culpa a otros?

¿Ha perdido confianza en sus propias habilidades como anestesiólogo y empieza a creer que la atención que brinda no tiene sentido?

Posiblemente, sin ser consciente de ello está usted padeciendo del Síndrome de Burnout.

El estrés crónico asociado con demandas de trabajo emocionalmente intensas produce un síndrome conocido como Síndrome de Burnout, definido como un estado de agotamiento físico, mental y emocional, el cual comprende tres dominios: agotamiento emocional (sentirse "agotado" al final de un día de trabajo y no tener nada para ofrecer a los pacientes desde un punto de vista emocional); despersonalización (tratar a los pacientes como objetos, perdida de empatía y sensibilidad); y sensación de reducción del logro personal (sentimientos de ineficacia, falta de valor de los resultados de las actividades relacionadas con el trabajo).

En los últimos años el Síndrome de Burnout ha recibido particular atención por su alta prevalencia dentro del personal médico, hasta el punto de considerarse una epidemia. En estudios internacionales, al aplicar el Maslach Burnout Inventory (MBI), se encuentra que alrededor del 50% de los anestesiólogos reportan compromiso en alguno de los tres dominios y un 30% en los tres. Resultados similares se encontraron en el estudio "Calidad de Vida", realizado por la S.C.A.R.E en el año 2015.

¿Qué factores contribuyen al desarrollo del Síndrome de Burnout?

El Síndrome de Burnout es un fenómeno precipitado por el desequilibrio entre las demandas y los recursos en el trabajo, junto con conflicto de valores.Algunos de los factores quecontribuyen a su desarrollo comprenden entre otros: sobrecarga laboral, ineficiencia laboral, falta de apoyo laboral, falta de integración trabajo-hogar, pérdida de control y autonomía, y pérdida de significado del trabajo.

¿Cuáles son las implicaciones del síndrome de Burnout?

Diferentes estudios han asociado el Síndrome de Burnout con una productividad disminuida, insatisfacción laboral, y un aumento en la intención de retiro de la práctica.

El Síndrome de Burnout repercute sobre la salud del médico, predisponiendo a abuso de sustancias, depresión, ideas suicidas, pobre autocuidado, y mayor incidencia de accidentes de tránsito.

Recientemente se ha generado particular atención a las repercusiones sobre el cuidado del paciente (seguridad) y el impacto sobre el sistema de salud. (Tabla 1)

Tabla 1.Repercusiones del Síndrome de Burnout sobre el cuidado del Paciente y el sistema de salud

Repercusiones sobre el cuidado del paciente - Reducción en la calidad del cuidado.
- Inducción a errores médicos.
- Aumento en los tiempos de recuperación.
- Insatisfacción con la calidad de la atención. 
Repercusiones sobre el sistema de salud - Reducción de la productividad.
- Incremento de costos
- Mayor recambio de personal médico.

En este sentido un meta-análisis: Association Between Physician Burnout and Patient Safety, Professionalism, and Patient Satisfaction, escrito por Maria Panagioti y colaboradores, y publicado por JAMA en la edición correspondiente a septiembre de 2018, concluye que "existe evidencia para afirmar que el Síndrome de Burnout (agotamiento, desgaste del médico) puede poner en peligro la atención del paciente".

¿Cuál es la solución?

Como lo afirma Leigh Page, en un artículo publicado por Medscape, titulado ¿Está abrumando su espíritu el síndrome de desgaste profesional o "burnout"?, "evitar el desgaste profesional implica una serie de pasos pequeños realizados de manera constante, que en conjunto producen cambios significativos".

Se han propuesto intervenciones que comprenden estrategias estructurales u organizacionales (objetivos de productividad justos, límites de horas laboradas, distribución apropiada de roles de trabajo, registros médicos electrónicos optimizados, colaboración por parte de personal no médico para disminuir cargas administrativas, respeto de las responsabilidades hogareñas al establecer horarios para trabajo y reuniones, estimulo del liderazgo médico, ofrecer oportunidades de desarrollo personal,brindar información y educación sobre el tema); y estrategias centradas en las personas o individuales (entrenamiento de habilidades no técnicas, autocuidado, reflexión sobre prioridades y valores de la vida, manejo de estrés y entrenamiento de resiliencia, atención plena, estrategias de afrontamiento positivas).

Conclusión

Aunque se requieren mayores estudios para evaluar los efectos del agotamiento y el impacto de las intervenciones para su prevención y manejo, la comprensión del Síndrome de Burnout ha avanzado considerablemente en los últimos años. Por las características de nuestra labor estamos expuestos al estrés y el agotamiento, los cuales constituyen un riesgo para el anestesiólogo, la seguridad del paciente y el sistema de salud.

El desarrollo de técnicas específicas para reconectarse con la vida personal, reducir la carga laboral, el manejo adecuado de las situaciones estresantes, la atención plena, reconectarse con las situaciones que avivan la pasión y restablecer "la cuenta bancaria emocional fuera del trabajo", son las medidas más eficaces para prevenir y manejar el Síndrome de Burnout.

LECTURAS SUGERIDAS

West CP et al. Physician burnout: contributors, consequences and solutions. J Intern Med. 2018 Jun; 283(6):516-529.

Panagioti M et al. Association Between Physician Burnout and Patient Safety, Professionalism, and Patient Satisfaction: A Systematic Review and Meta-analysis. JAMA Intern Med. Published online September 4, 2018.

Continuar leyendo
  601 Hits
  0 Comentarios
601 Hits
0 Comentarios

Abuso de Sustancias en Anestesiología

Abuso de Sustancias en Anestesiología

Articulo que expone la problemática del abuso de sustancias en anestesiología.   

 ABUSO DE SUSTANCIAS EN ANESTESIOLOGÍA

Juan Carlos Bocanegra Rivera.

Anestesiólogo - Especialista en Gerencia de Servicios de Salud.

Coordinador Comité de Salud Ocupacional S.C.A.R.E.

Lamentablemente, la primera señal de que un anestesiólogo esté abusando de sustancias puede ser su fallecimiento.

La práctica de la anestesiología conlleva una serie de riesgos, siendo el abuso de sustancias uno de los que genera mayor preocupación, debido a las repercusiones sobre el anestesiólogo, la familia, pacientes, entorno laboral, y las implicaciones legales concomitantes.

En esta primera entrega sobre el tema expondremos la incidencia, la etiología, y las consecuencias del abuso de sustancias.

Incidencia del abuso de sustancias en anestesiología

Aunque es difícil establecer la incidencia del abuso de sustancias en anestesiología, esta se estima entre el 1-2%. En un estudio realizado en Estados Unidos entre 1991-2001, el 80% de los programas de residencia de anestesiología reportó por lo menos un residente con dependencia química, con un promedio de 2.1 residentes por programa en el decenio estudiado.

Algunos estudios muestran una mayor tendencia de consumo de sustancias psicoactivas en anestesiólogos, en comparación con otras especialidades. En Estados Unidos los anestesiólogos corresponden al 4% de los médicos; en los programas de tratamiento representan el 12 - 14% de los médicos tratados por dependencia química, siendo la mayoría varones de raza blanca, menores de 35 años (50%), politoxicómanos (33-50%), con antecedentes familiares de farmacodependencia (33%).

Un estudio que comparó la mortalidad de los anestesiólogos con una cohorte de internistas entre 1979 y 1995, mostro una tasa de mortalidad relacionada con drogas 2,5 veces mayor.

Los anestesiólogos pueden presentar adicción a cualquier tipo de sustancias, pero la adicción a los opioides (76-90%), especialmente al fentanilo sigue siendo la más común.Otros agentes, como propofol, ketamina, tiopental sódico, lidocaína, óxido nitroso y los anestésicos volátiles, son empleados con menor frecuencia, pero tienen un potencial de abuso documentado.

Los factores que se han propuesto para explicar la alta incidencia del abuso de drogas entre los anestesiólogos incluyen la proximidad a grandes cantidades de drogas altamente adictivas, la relativa facilidad de desviar cantidades particularmente pequeñas de estos agentes para uso personal, el ambiente de alto estrés en el que laboran los anestesiólogos y la exposición en el lugar de trabajo, que sensibiliza las vías de recompensa en el cerebro y, por lo tanto, promueve el abuso de sustancias.

La adicción una enfermedad

La adicción se define como "una enfermedad neurobiológica primaria, crónica, recurrente, con factores genéticos, psicosociales y ambientales que influyen en su evolución y manifestaciones, caracterizada por la búsqueda y uso compulsivo de fármacos a pesar de las consecuencias deletéreas, y por cambios neuroquímicos y moleculares en el cerebro, que llevan a consumo compulsivo, y empleo continuo a pesar del daño".

En su evolución el afectado puede transitar un camino que inicia con el consumo y termina en la dependencia:

Consumo…………Abuso…………Adicción…………..Dependencia.

El abuso de sustancias por parte de los médicos es mucho más frecuente que la adicción. La capacidad para provocar adicción del fentanilo y otros opioides potentes es tan grande que cualquiera que experimente con estos fármacos corre un gran peligro de dependencia química. El rápido desarrollo de tolerancia hace que se requieran cada vez dosis más elevadas para conseguir las sensaciones deseadas.

Existen diversas teorías sobre la etiología de la dependencia química, incluidas las teorías bioquímicas, genéticas, psiquiátricas y, más recientemente, relacionadas con la exposición.

Consecuencias

Las consecuencias del abuso de sustancias químicas en anestesiología, se resumen en la Tabla 1.

Tabla 1. Consecuencias del abuso de sustancias químicas en anestesiología

Personales

  • Deterioro progresivo en calidad de vida y estado de salud.
  • Síndrome de abstinencia.
  • Recaídas (20-40%).
  • Depresión, Ansiedad.
  • Muerte por sobredosis y Suicidio (10-24%)

Familiares

  • Deterioro ambiente y relaciones familiares
  • Divorcio (25% vs 5%)

Laborales

  • Incapacidad de realizar las tareas habituales.
  • Menor seguridad.
  • Mayor incidencia de incidentes y eventos adversos.
  • Mala Praxis.
  • Migración laboral.
  • Abandono del cargo.
  • Dificultad en la reincorporación.

Legales

  • Exposición a investigaciones y sanciones.
  • Pérdida de empleo.

PUNTOS A TENER EN CUENTA

  • 1.La adicción es una enfermedad tratable, crónica, recurrente.
  • 2.La vulnerabilidad a las toxicomanías tiene un componente genético.
  • 3.La mayoría de los toxicómanos tiene comorbilidades psiquiátricas.
  • 4.75% de los adictos se declara a si mismo alrededor de los 27 años.
  • 5.El cerebro adicto esta reorganizado.
  • 6.La clave para la detección de la dependencia es el reconocimiento de cambios sutiles en el comportamiento y el desempeño.
  • 7.Las intervenciones deben ser cuidadosamente investigadas, planeadas y practicadas.
  • 8.Entre más pronto sea la intervención, hay mayores probabilidades de tratamiento exitoso.
  • 9.La negación es un síntoma principal de la enfermedad.
  • 10. El reingreso al lugar de trabajo para individuos seleccionados requiere acuerdos y contratos por escrito.
  • 11. Aunque muchos anestesiólogos vuelven a practicar la especialidad después de un tratamiento exitoso, la frecuencia de recaídas es elevada.
  • 12. La probabilidad de recaída es mayor cuando el médico ha adquirido el hábito de consumir narcóticos potentes durante las primeras etapas de su carrera.
  • 13. La rehabilitación total requiere tratamiento de por vida.
  • 14. En algunos casos, la única solución posible consiste en abandonar la profesión.
  • 15. Si se identifica con alguno de estos factores de riesgo no dude en consultar a un profesional competente.

LECTURAS RECOMENDADAS

Raymond C Roy. Dependencia y toxicomanías entre los anestesiólogos. Anestesiología de Longnecker. Capitulo 96. McGrawHill.2008

RM Mayall. Substance abuse in anaesthetists. BJA Education, 16 (7): 236–241. 2016.

Theodora K. Nicholau and Christopher G. Choukalas. Seguridad ambiental y dependencia química. Miller's Anesthesia. Capítulo 110. Saunders.2015.

Continuar leyendo
  771 Hits
  0 Comentarios
771 Hits
0 Comentarios

Impacto de la Edad en las Competencias del Anestesiólogo

Juan Carlos Bocanegra Rivera

Anestesiólogo- Especialista en Gerencia de Servicios de Salud

Así como la población mundial está envejeciendo, la población de anestesiólogos también. Los anestesiólogos, al igual que el resto de la población activa, empiezan a sufrir una disminución psicofisiológica relacionada con la edad, una vez superan los 55 años, lo cual puede ser responsable de la alteración de las competencias, generando un impacto negativo en los resultados del paciente. Las habilidades técnicas y no técnicas caracterizan las competencias del anestesiólogo. La edad por sí sola no es un factor predictivo de los cambios en las competencias, y no todas las habilidades pueden evolucionar en la misma medida y tiempo. El deterioro de las competencias necesita ser detectado en una etapa temprana, y su impacto en el rendimiento evaluado. La simulación es una forma fiable y válida de lograr este objetivo, sin riesgo para los pacientes.

La disminución de las tasasde mortalidad y fecundidad, con un aumento en la expectativa de vida, son los principales determinantes demográficos del Envejecimiento Poblacional. Por ello con mayor frecuencia nos enfrentamos al desafío del manejo peri-operatorio de adultos mayores, frágiles, con múltiples y complejas comorbilidades que requieren un mayor nivel de cuidado y vigilancia.

Y así como la población mundial está envejeciendo, la población de anestesiólogos también. La distribución por edades de los médicos en general, y de los anestesiólogos en particular, ha cambiado significativamente en los últimos 30 años. Por ejemplo en Francia, para el año 1989 el porcentaje de anestesiólogos mayores de 50 años era del 20%, mientras que para el año 2005 había aumentado al 52,5%. De otra parte en una encuesta realizada a anestesiólogos canadienses en el año 2013, el 22% de los anestesiólogos tenía una edad de 55-64 años, el 7% tenía una edad de 65-74 años, y el 3% eran mayores de 74 años.

Es un hecho que estamos frente al envejecimiento de la fuerza de trabajo en anestesiología. Este fenómeno, tendencia a nivel mundial, se explica por la alta demanda de procedimientos anestésicos, la limitada oferta de anestesiólogos, y el bajo índice de recambio; hechos que han conducido a posponer la edad para el retiro de los anestesiólogos.

De acuerdo a lo anterior resulta valido cuestionarnos acerca de:

¿Cuáles son los cambios fisiológicos relacionados con la edad?

¿Cuál es el impacto de la edad sobre las competencias del anestesiólogo?

¿Cuál es el impacto de la edad del anestesiólogo sobre la seguridad y los resultados de los pacientes?

¿Cómo evaluar y mejorar las competencias del anestesiólogo mayor?

En dos artículos, el primero de ellos de muy reciente publicación, encontramos las respuestas a los anteriores interrogantes:

Giacalone M, Zaouter C, Mion S, Hemmerling TM. Impact of age on anaesthesiologists' competence. A narrative review. Eur J Anaesthesiol. 2016 Nov; 33(11):787–793.

Baxter AD, Boet S, Reid D, Skidmore G. The aging anesthesiologist: a narrative review and suggested strategies. Can J Anaesth. 2014 Sep; 61(9):865-75.

Los artículos abordan diversos tópicos, los cuales se presentan a continuación de manera resumida:

El envejecimiento y sus consecuencias: Cambios fisiológicos relacionados con la edad

El envejecimiento es un proceso global que implica cambios fisiológicos con compromiso de diferentes órganos ysistemas, deterioro funcional progresivo, y desempeño físico limitado. Las funciones comprometidas con el envejecimiento, y que generan un mayor impacto en el anestesiólogo son las relacionadas con:

  • Movimientos finos.
  • Percepción táctil.
  • Planificación de movimiento.
  • Función musculo-esquelética.
  • Función cognitiva.
  • Ciclo de sueño no reparador.

Rendimiento y Competencias: Criterios de definición

En anestesiología, la evaluación de las competencias requiere la integración de varios ítems, de diversa naturaleza. Estos incluyen: Competencias técnicas (habilidades procedimentales), basadas en las habilidades sensorio-motoras; habilidades sociales y del comportamiento (habilidades de comunicación, trabajo en equipo: "Competencias no técnicas"); mentalidad y habilidades cognitivas (conocimientos científicos, habilidades de resolución de problemas, habilidades de toma de decisiones).

Durante mucho tiempo la evaluación de las competencias en anestesiología se limitó a la evaluación de las habilidades técnicas. Sin embargo hoy, una evaluación de competencias en anestesiología no se considera completa, si no incluye la evaluación de las habilidades no técnicas, por lo cual hoy se habla del concepto de "meta-competencia", una combinación estructurada de las habilidades técnicas y no técnicas requeridas para un desempeño exitoso.

Impacto del envejecimiento sobre las competencias del anestesiólogo

La experiencia en la aviación ha demostrado que el rendimiento de las tareas estresantes y complejas, así como la toma de decisiones apropiadas de manerarápida y efectiva se reduce en los pilotos de mayor edad. En medicina, la disminución de la satisfacción laboral, el agotamiento, la ansiedad, la depresión y la fatiga son más comunes en los profesionales de mayor edad.

Debido a que degrada la calidad del sueño, el envejecimiento es uno de los principales factores que causan fatiga. Otras condiciones relacionadas con la edad que afectan a la calidad del sueño son la menopausia, la hipertrofia prostática y el síndrome de apnea obstructiva del sueño. Estas condiciones pueden exacerbar la interrupción del ciclo circadiano y por lo tanto disminuir la capacidad de vigilancia. Así mismo el tiempo de recuperación después de los turnos de guardia es más prolongado en los anestesiólogos mayores.

La fatiga afecta todos los aspectos de las competencias del anestesiólogo, ya que induce cambios sensoriales, motores y cognitivos, siendo la capacidad de vigilancia la facultad más afectada tanto por el déficit agudo como crónico del sueño, llevando a respuestas inadecuadas y tardías ante los eventos clínicos críticos, y también a una inadecuada comunicación personal. Así mismo se presenta disminución de los movimientos de motricidad fina, alteración de la percepción háptica y de la planificación de movimiento, afectando la capacidad del anestesiólogo de ejecutar maniobras clínicas tales como la colocación de un catéter epidural o una línea intravenosa central.

Se debe tener en cuenta que el proceso de envejecimiento no necesariamente se acompaña de un patrón predecible de disminución de las competencias, puesto que no todos los aspectos de la alteración funcional se ven afectados a la misma velocidad y en la misma medida.

Envejecimiento del anestesiólogo y resultados

Si los anestesiólogos de mayor edad son susceptibles de tener déficits cognitivos, entonces la influencia de este sobre su desempeño debería ser evidente.

Diferentes estudios han demostrado como los errores de fijación, distracciones ambientales, reducción de la atención, y en la capacidad de evaluación de la situación, fueron significativamente más frecuentes en este grupo.

Una revisión sobre desempeño laboral de médicos en Estados Unidos informó de una asociación negativa entre la edad del anestesiólogo, en relación a sus competencias, conocimiento y cumplimento de los estándares de práctica.

En un estudio realizado por Tessler et al, informan que los anestesiólogos en Ontario, Quebec y Columbia Británica mayores de 65 años tenían una frecuencia de 50% más alto de los litigios y casi dos veces mayor incidencia de lesiones en pacientes, en comparación con los anestesiólogos menores de 51 años de edad . A pesar de varias limitaciones del estudio, estos resultados son preocupantes.

De otra parte Siu y colaboradores, en un estudio realizado en un centro de simulación de alta fidelidad, evaluando el tiempo de procedimiento, y las competencias técnicas y no técnicas para realizar una cricotirotomia, observaron un declive relacionado con la edad en la evaluación de esta competencia.

Envejecimiento del anestesiólogo y medidas de adaptación

El envejecimiento es solamente uno de los diversos factores que influyen sobre las competencias del anestesiólogo y los resultados de los pacientes. Las competencias individuales variarán de acuerdo con la inteligencia, la personalidad, la motivación, la curiosidad y el bienestar físico.

De otra parte la duración de la vida activa y saludable está aumentando en línea con la esperanza de vida. Cuando un estilo de vida saludable se compone de dieta sana, actividad física regular y ausencia del hábito del cigarrillo, el impacto de la edad sobre el "reloj biológico" es significativamente menor. Y si bien un estilo de vida saludable no puede detener el descenso psicofísico, relacionado con el envejecimiento, si puede ayudar a atenuar sus repercusiones.

El envejecimiento puede afectar a muchas funciones después de los 50 años de vida. Sin embargo, el deterioro de las "meta-competencias" relacionado con la edad, no afecta necesariamente a los anestesiólogos al mismo tiempo y en la misma medida. Por lo tanto, es de suma importancia estar atentos y detectar precozmente este deterioro antes de comprometer el desempeño, y la seguridad de los pacientes.

Los métodos para valoración de competencias

La autoestima, dificultades financieras, la falta de otras actividades, o la falta de personal, junto con una visión deficiente pueden alentar a las personas a seguir trabajando quizá más allá de sus capacidades.

Los médicos en general, a menudo tienen una capacidad limitada para evaluar su propia competencia, de ahí la necesidad de una evaluación externa. Idealmente los métodos para evaluar las "meta-competencias" de los anestesiólogos, deben ser objetivos y reajustarse automáticamente, sin necesidad de comparación con estándares preexistentes. Con este fin, tres factores son determinantes: validez, fiabilidad y viabilidad.

La validez refleja el grado de objetividad, de estar basada en hechos o principios, y se divide en la validez de contenido y validez de constructo. La validez de contenido se refiere al grado de cumplimiento entre lo que debe ser medido y lo que se mide (hechos). La validez de constructo indica el nivel de acuerdo entre una posible medida y una medida empírica (principio). La fiabilidad es la capacidad de producir un resultado coherente. Viabilidad' es la capacidad de alcanzar una meta.

Tradicionalmente, estas características han sido evaluadas a través de la pirámide de Miller, la cual se divide en cuatro niveles de acuerdo a la cantidad de tareas que el médico puede realizar de forma autónoma. A pesar de que los tres primeros niveles (conoce, sabe cómo y muestra cómo) son fácilmente medibles, la cuarta implica una observación directa durante la actividad clínica. La incapacidad para evaluar simultáneamente las habilidades técnicas y no técnicas hace que este método sea una herramienta incompleta para valorar las competencias. Además, con este enfoque, un análisis objetivo es imposible.

Para superar estas deficiencias, un interés activo en la simulación ha crecido exponencialmente en los últimos 20 años. Hay suficiente evidencia para afirmar que la simulación de alta fidelidad es un método apropiado para la evaluación exhaustiva y objetiva de las "meta-competencias" en los profesionales de la salud. Además, si una disminución sustancial de las competencias es detectada, un programa de entrenamiento de recuperación, podría ser ofrecido a través de la simulación.

La simulación de alta fidelidad se presenta como una herramienta valiosa, ya que no sólo permite una evaluación de las competencias, sino que al mismo tiempo ofrece una oportunidad para la formación continua y re-rectificación de habilidades prácticas.

Evaluación y mejora de la competencia a través de sesiones de simulación de alta fidelidad

La simulación se define como la técnica de imitar el comportamiento de las situaciones y / o procedimientos que usan condiciones o aparatos convenientemente similares.

La simulación ha demostrado ser una herramienta útil para evaluar de manera objetiva el nivel de rendimiento de los anestesiólogos. Revisiones recientes indican que la experiencia clínica y las habilidades psicomotoras relacionadas, adquiridas en la sala de operaciones se pueden evaluar de manera objetiva y fiable con la simulación de alta fidelidad. La simulación también ha demostrado ser útil en la detección de los factores responsables de bajo rendimiento asociado con el envejecimiento, y en la corrección de ellos. Baxter y colegas han identificado la simulación como una de las herramientas que pueden ser útiles en evaluar y mejorar las competencias de los trabajadores adultos mayores.

Hoy en día, existe suficiente evidencia que permite afirmar que la simulación de alta fidelidad es una herramienta eficaz en la evaluación de habilidades tanto técnicas como no técnicas. Por estas razones la simulación ha adquirido el status de estándar, y está incluida en el examen de Mantenimiento del Certificado de Anestesiólogo. Curiosamente, Steadman y colaboradores observaron que la variable "años de experiencia" no se asoció con una mayor probabilidad de aprobar el examen de Mantenimiento del Certificado de Anestesiología. Sin embargo, la simulación para la recertificación no es obligatoria.

La evaluación, el mantenimiento y mejora de las competencias de los anestesiólogos mayores no debe ser simplemente una cuestión de motivación personal o satisfacción, debe ser una obligación moral, con el fin de mantener un alto nivel de atención. Estos objetivos podrían alcanzarse fácilmente a través de la simulación de alta fidelidad.

Aunque la recertificación es voluntaria, se podría preguntar si debe mantenerse de esta forma, o si se debe exigir un requisito gubernamental para que sea obligatoria. Si la simulación muestra resultados prometedores en la evaluación y mejora del nivel de competencia de los anestesiólogos mayores, la recertificación obligatoria para dar fe de un nivel aceptable de competencia, podría proponerse para asegurar el mantenimiento de un estándar adecuado de atención. A la larga, las investigaciones deben llevarse a cabo con el fin de determinar la edad adecuada para iniciar esta nueva certificación y la frecuencia necesaria para repetirla.

Estrategias Recomendadas

El artículo de Baxter y colaboradores, plantea las siguientes estrategias a implementar en los anestesiólogos mayores:

A partir de los 60 años:

  • Eliminación de turnos nocturnos, con el fin de evitar la fatiga asociada.
  • Reducción de los programas quirúrgicos (carga laboral).
  • Programa anual basado en Simulación (Desarrollo Profesional Continuo y Práctica en Manejo de Crisis).

Adicionalmente de 65-69 años:

  • Evitar programación en casos de alta complejidad.
  • Evaluación de función cognitiva.

Adicionalmente a partir de los 70 años:

  • Retiro de la práctica clínica
  • Si decide continuar laborando realizarlo en actividades no clínicas: valoración pre-anestésica, asesorías, administración, investigación, educación, mentorias.

Se aconseja el desarrollo de un plan para la jubilación que incluye una jornada laboral más corta, la eliminación de los turnos de guardia de noche, una reducción gradual de responsabilidades, y / o una modificación en el alcance de la práctica. Se recomienda evitar los casos de alta complejidad que requieren un procesamiento cognitivo rápido.

La evaluación y mantenimiento de un estilo de vida saludable podría incluir un examen médico anual, tipo "ejecutivo" o equivalente, a partir de los 60 años, con un informe detallado proporcionado al jefe de departamento. Además, es importante escuchar con atención las preocupaciones expresadas por los colegas y amigos, observando adecuadamente cualquier síntoma que sugiera potencial deterioro cognitivo. Tal vez una evaluación anual de la función cognitiva debe aplicarse a los anestesiólogos mayores de 65 años.

Reconociendo la variabilidad en el proceso de envejecimiento, el anestesiólogo mayor que quiere continuar con su práctica, debe demostrar su competencia clínica anualmente usando sesiones de simulación para evaluar sus competencias, y gestión práctica en crisis. Se podría argumentar razonablemente que todos los anestesiólogos deben realizar esta evaluación anualmente, pero puede ser más práctico y aceptable el comenzar con este grupo de mayor riesgo.

Finalmente, los médicos tendrán menos incertidumbre sobre el curso del fin de su carrera, con una planificación adecuada que facilite menos estrés y proporcione protección contra presiones externas para llevar a cabo los casos con los que se puede sentir menos a gusto. 

Continuar leyendo
  746 Hits
  0 Comentarios
746 Hits
0 Comentarios

El Anestesiólogo Fatigado: ¿Una Amenaza para la Seguridad del Paciente?

La Fatiga como consecuencia de la sobrecarga laboral, o el déficit de sueño,   conlleva importantes consecuencias para el médico anestesiólogo, colocando en riesgo su salud, su desempeño y la seguridad del paciente.

Se presentan artículos que abordan este importante tema.


Continuar leyendo
  563 Hits
  0 Comentarios
563 Hits
0 Comentarios

Fatiga en el Anestesiólogo

Fatiga en el Anestesiólogo

La Fatiga, como consecuencia de la sobrecarga laboral o el déficit de sueño, tiene importantes repercusiones sobre la salud y el desempeño del medico anestesiologo, poniendo en riesgo su seguridad y la del paciente.

Se presentan artículos que tratan sobre el tema. 


Continuar leyendo
  581 Hits
  0 Comentarios
581 Hits
0 Comentarios

Addiction in Anaesthesiologists and its Implications on Anaesthesia

Addiction in Anaesthesiologists and its Implications on Anaesthesia

La practica de la anestesiología conlleva una serie de riesgos, siendo el abuso de sustancias uno de los que genera mayor preocupación, debido a las repercusiones sobre la salud del anestesiólogo, su familia, sus pacientes y el entorno laboral, ademas de las consecuencias legales inherentes.  

Presentamos diferentes artículos que tratan sobre el tema de Abuso de Sustancias en Anestesiología.

Continuar leyendo
  402 Hits
  0 Comentarios
402 Hits
0 Comentarios

Substance abuse in anaesthetists

Substance abuse in anaesthetists

Continuar leyendo
  419 Hits
  0 Comentarios
419 Hits
0 Comentarios